Todo lo que debe saber para volar un dron

abril 2019 | Las Últimas Noticias / Prensa

Grabar videos desde el aire es el hobby popular desde la llegada de los drones. Algunos los usan con fines recreativos (para registrar sus vacaciones o fiestas con amigos); otros, como una herramienta de trabajo e incluso con fines de seguridad. ‘Los drones se diferencian dependiendo de la gama, del segmento, de la certificación y el alcance; hay drones de juguete que sirven para aprender a volarlos; también están los de alta gama, los profesionales e industriales’, detalla Felipe Lazcano, KAM de fotografía, TV y audio de la tienda online Linio.cl.

Por ejemplo, la empresa Ecodrones ofrece el servicio de aplicación de agroquímicos con drones en sectores industriales o agroforestales. ‘Usando drones aplicamos plaguicidas en lugares donde el uso de estos aparatos nos permite realizar un mapeo y una mejor evaluación del terreno. Uno de los requisitos para la gente que trabaja en la empresa es que tengan una credencial de operador’, comenta José Tomás Díaz, KAM de drones de Ecocopter (en la foto, un vuelo de práctica de la empresa en Pudahuel).

 

 

En efecto, cualquier persona puede aprender a usar un dron, pero si el aparato pesa más de 850 gramos el operador debe aprobar antes un examen a cargo Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), organismo que regula su uso a través de dos normativas. El examen que permite obtener la citada credencial verifica que el usuario aprendió a usarlo según la regulación nacional.

Las normativas

DAN 91: Regula a drones de hasta 750 gramos que no sobrepasen los 50 metros de altura en vuelo, fabricados con polietileno expandido o un material equivalente. Si se operan en zonas no pobladas, no se necesita contar con ninguna autorización; si causa algún daño -como caer sobre un auto o una persona- el operador debe hacerse cargo. ‘Siempre es un riesgo volar en lugar público o en lugares con mucha gente; hay posibilidad de que este falle y pueda caer’, advierte Ángel Saavedra, quien se compró un dron pequeño para grabar videos de los lugares que visita.

DAN 151: Esta norma regula los vuelos ‘en zonas pobladas de bajo interés público’ y exige una autorización entregada por la DGAC. Rige para drones profesionales y no recreativos que pesen más de 850 gramos. Para obtener la autorización se debe inscribir el dron, entregando datos como modelo, país de fabricación, número de serie, tipo de motorización, peso, accesorios incorporados como cámaras y paracaídas, entre otros. Para volarlos, se debe contar con una licencia profesional de piloto a distancia y adquirir un seguro de daños autorizado por la Junta Aeronáutica Civil (JAC). Tras cumplir esos pasos, se debe solicitar una autorización para el vuelo en el terreno. Más info en la página de la DGAC: https://bit.ly/2o3VJhT

Credencial: La credencial de piloto a distancia la entrega la DGAC; para obtenerla se debe ser mayor de edad, haber recibido instrucción teórica y práctica para volar el dron (verificada por una declaración jurada ante notario) y aprobar un examen escrito con un 75% de aciertos sobre las normas DAN 151, DAN 91, Meteorología y Aerodinámica. ‘En ciudad es muy complicado manejar drones, por eso cuando un cliente nos solicita ese servicio preferimos contratar a un piloto autorizado’, cuenta Felipe López, director de empresa de producción de videos Vagamundo.

 

__

Fuente Las Últimas Noticias

Si deseas mayor información o estás interesado en nuestros servicios, te invitamos a escribirnos.

Nombre *

E-mail *

Mensaje *